Resumen de mis Vacaciones 2017

Mucho tiempo pasó desde mi última publicación. He descubierto que éste es un blog para escribir cuando viajo con el equipo y precisamente, estoy escribiendo esto desde el avión durante nuestro primer viaje de la temporada 2017/2018.

Si quieren saber algo de la parte deportiva o sobre cómo comenzaron los entrenamientos, los invito a mirar las actualizaciones diarias que fui haciendo en mi nuevo Video Log o Vlog desde que empezamos la pretemporada.

Día 1, Día 2, Día 3, Día 4.

Como ya saben, este no es un blog deportivo, por ende paso a contarles algunas cosas que hice en este receso y, como siempre, les voy a recomendar algunas cositas que me gustan.


Mis largas vacaciones

Por primera vez desde que empecé mi carrera deportiva en el exterior (1998), no volví a Argentina. ¿Por qué? Bastante simple, cuando empezamos con mi mujer a planear este receso, pensamos que iba a ser mi último receso como profesional, entonces simplemente postergamos Argentina para diciembre y aprovechamos a irnos a disfrutar el verano europeo. España había sido siempre una asignatura pendiente como destino, entonces hacia allá fuimos.

Ya en Europa, a mediados de julio tomamos la decisión de renovar contrato con los Spurs y seguir jugando. Y ya no daba cambiar los planes: la estábamos pasando genial y recién comenzaba el periplo. Argentina esta vez, iba a tener que esperar.

Las vacaciones fueron extraordinarias. ¡Hicimos de todo y mucho! Caminatas y museos en Barcelona, playas con amigos en Ibiza, paseos por lugares hermosos en Cantabria, excesos alimenticios en el País Vasco, acuarios y paellas en Valencia y por último, más playa y amigos en Alicante. Un golazo por donde se lo mire. Tanto Many y yo, como los chicos, la pasamos estupendo. ¡Gracias España por tratarnos tan bien!

A mitad de agosto, volvimos a San Antonio por dos razones fundamentales: los melli empezaban la escuela y Luca, el más chiquito, el preescolar. Además, yo me tenía que poner a entrenar mucho porque en España no había hecho tanto como en otros recesos y a los 40, ponerse en forma cuesta una barbaridad.


Lo que más nos gustó en España

En Barcelona: Caminar por el Born e ir a la Boquería fue un placer para nosotros los adultos. Los chicos fascinados con L’aquarium y CosmoCaixa. Poble Espanyol en Montjuic fue un paseo diferente y los chicos jugaron mucho en los toboganes. La Sagrada Familia supongo que a este punto no hace ni falta mencionarla, es imponente desde donde se la mire y si vas a Barcelona y no la fuiste a ver, te estás perdiendo mucho.

manu ginobili lucy cosmocaixa

En CosmoCaixa mis hijos tratando de convencer a Lucy para ir a jugar. No fue fácil explicarles quién había sido y qué hacía ahí, pero se intentó.

En Ibiza: Una visita al castillo con posterior cena en el casco viejo es obligatoria, pero fue la única vez que tocamos la ciudad. Después siempre estuvimos por la zona de San José y San Antonio. Cala Bassa y Cala Tarida fueron dos de nuestras calas preferidas, Cala Molí nos quedaba bien cerquita y nos gustó mucho hacer snorkel ahí (lleven zapatillas de agua).

Restaurante preferido: S’Espartar. El bullit de peix fue una delicia.

manu ginobili ibiza cala tarida

Cala Tarida desde el restaurant en Cotton Beach.

En Cantabria: Como mencioné en Twitter en ese momento, el Parque Natural Cabárceno es imperdible. Tremendo marco natural para una especie de zoológico que nunca pensé que vería. Como uno desearía que fueran todos. Maravilloso. ¡Quedamos fascinados!

Santillana del Mar y Las Cuevas de Altamira son dos destinos muy populares en la región y con mucha razón. La primera, hermosa para recorrer; y la segunda, obras de arte de más de 18.000 años de antigüedad. Para aprender y conmoverse.

Por último, pero no menos impactante, Bárcena Mayor. Ahí pasamos nuestro cumpleaños con mi mujer (cumplimos el mismo día, por si alguno no lo sabe). Un pueblo que te hace sentir en la edad media, parece un set de filmación con casas de madera y piedra, llenas de flores y donde sólo pueden entrar con auto los habitantes del lugar, que son menos de 100. Además comimos un suculento cocido montañés en una terraza con vista al río Argoza. Hermoso momento familiar.

manu ginobili barcena mayor españa

Dante y Nico recorriendo Bárcena Mayor. Una belleza.

En San Sebastián: Mucho tiempo en la Playa de la Concha y muchos pinchos a la noche en el casco viejo. El mixto ibérico del Gandarias fue para aplaudir de pie, pero creo que ahí se come bien en todos lados. ¡Qué placer!

Nos hicimos una escapadita a Zarauz, donde la pasamos muy bien y comimos de primera también.

manu ginobili san sebastian atardecer playa

Atardecer en la Playa de la Concha. Todas las tardes nos quedábamos a disfrutar este momento.

En Valencia: El calor era sofocante, muy difícil salir a caminar y conocer la ciudad. De todos modos fuimos al Oceanographic porque habíamos escuchado mucho al respecto y los enanos son amantes de los animales de mar. Realmente está muy muy bueno tanto para grandes como para chicos. Pasaron ya más de dos meses y se acuerdan mucho de este lugar. Los tres Ginitos se divirtieron mucho jugando en el Gulliver, que como no sabían quién era, aprovechamos a leer. Por momentos pareció medio peligroso, pero mucho no les importó.

Me gusta el arroz, pero normalmente no como paellas, nunca me habían gustado lo suficiente como para pedirlas en un restaurante. En Valencia eso cambió. Estaban riquísimas en todos lados.

manu ginobili gulliver valencia

Parque Gulliver en Valencia.

Alicante: Hicimos mucho mar y pileta con muy buenos amigos que nos trataron genial. Nuestros hijos jugando con sus hijos y los grandes comiendo y charlando. Las Cuevas del Canelobre nos gustaron como excursión corta familiar y también un día hicimos un poco de buceo cerca de Benidorm los adultos.

Una noche después de cenar terminamos en una feria con juegos para chicos que no tenía una gran apariencia, pero que ellos amaron más que Disney y Legoland juntos. ¡Querían volver todas las noches!

 


Serie de TV

En España ¡nada! Con tres chicos, playa, pileta y todo lo que se camina allá, llegaba la noche y caíamos rendidos, como si las sábanas y almohadas nos chuparan automáticamente la última línea de batería. Manu y Many OUT.

Pero al volver a San Antonio decidimos empezar a mirar algo y optamos por ver “O.J.: Made in America”. Tremendo documental de cinco episodios de 90 minutos donde cuenta todo lo que sucedió antes y después con este caso tan emblemático americano. Yo sabía muy por arriba lo que había pasado con lo del juicio pero no tenía idea del contexto histórico y muchos de los detalles. Nos gustó muchísimo. Mi mujer ahora está a full con Parenthood y la recomienda mucho, pero yo me tomé un descanso.


Objeto

Hace unos meses me compré… ¡un despertador! Creo que la última vez había usado uno fue estando en La Rioja en el ’95. Pensé de hecho que se habían extinguido, pero no. Es que estuve leyendo algunos artículos sobre el sueño y muchos recomiendan dejar el teléfono (y todas las distracciones electrónicas) afuera de la habitación. Eso hice y por ahora fue un acierto. Ahora no tenemos televisor ni teléfonos en nuestro dormitorio. ¡Aprobado!


Gracias a todos por leer hasta acá. Intentaré publicar un poco más seguido y seguramente con menos texto. Es que pasaron muchas cosas en estas vacaciones y les quería resumir un poco nuestra experiencia ibérica.

Si se les ocurre alguna idea, tienen una consulta o crítica constructiva, no dejen de comentar en este blog que en algún momento lo leeré.